miércoles, 13 de febrero de 2008

Las mujeres del salmón son las más afectadas por la represión policial en huelga de Aguas Claras


"Ese día los carros lanza aguas y gases nos acorralaron y nos refugiamos en una oficina de AquaChile y ahí nos atraparon. Nos pegaron a todas, con palos, puños, nos arrastraron, nos agarraron del pelo, nos tiraron al suelo y nos pisotearon. Luego en la comisaría nos desnudaron a todas", relato una trabajadora del salmón.

Las mujeres que procesan el salmón que se exporta desde Chile a Estados Unidos, Europa y Japón, son las más afectadas por la represión policial, los golpes y las detenciones que ha realizado carabineros para eliminar las protestas de los obreros de la empresa Aguas Claras que se encuentran en huelga legal.

Solo ayer frente a la empresa AquaChile, dueña de Aguas Claras, fueron detenidas 20 obreras del salmón, las que fueron tratadas "brutalmente por la policía". Las mujeres denunciaron que incluso "luego de ser reducidas, los efectivos las siguieron golpeando".

En tanto en Quellón, esta mañana los trabajadores bloquearon el camino que conduce a varias factorías de salmón de otras empresas, las que estarían maquilando salmón proveniente de centros de cultivo de AquaChile. "Desde las 5 de la mañana interrumpimos el transito como protesta a la nula respuesta de AquaChile a aumentar los salarios, a pesar que sus ganancias han sido millonarias", dijo un dirigente a Ecoceanos News.

Esta actividad termino a las 11 de la mañana luego –según los dirigentes- de llegar a un acuerddo con la policía, "pero después de desocupar la carretera, los carabineros nos persiguieron y detuvieron a varios compañeros", afirmó uno de los trabajadores.

Esta acción terminó con 15 detenciones entre las que hay tres mujeres. "Cuando llevaron a las tres mujeres y una de ellas estaba haciendo declaraciones a la prensa fue empujada en forma violenta hacia unos de los carros policiales y también golpearon al camarógrafo del canal 6 de Quellón" relató un trabajador.

"Tres mujeres fueron golpeadas y arrastradas por la policía", declaró otro dirigente. "Una señora tuvo que ser enyesada porque la policía la trató muy mal. Lo peor es que todas las personas quedaron incomunicadas durante horas sin poder ni siquiera saber quienes realmente estaban detenidos. Además los mantuvieron toda la tarde sin suministrarle alimentos", denunció un dirigente de la Federación de Trabajadores del Salmón de Quellón.

Los sindicalistas además informaron que durante la tarde la policía vigiló la ciudad y se ubicó en lugares claves como forma de presionar cualquier protesta de trabajadores o ciudadanos que solidarizan con la demanda de los obreros.

Consultado el gobernador subrogante de Chiloé, Ignacio Díaz, éste afirmó que en un primer momento no había información de parte de la policía acerca de cuantas personas habían sido detenidas, pero que la gobernación iba a exigir "que se respeten los derechos de los detenidos".

En tanto en Puerto Montt los trabajadores interrumpieron esta mañana la ceremonia religiosa con la que se conmemoraba un año más de la fundación de la ciudad. Y desde el medio día instalaron una olla común en la plaza principal donde los obreros acudieron a alimentarse y a informar a los turistas y otros transeúntes de este concurrido sector.

Araceli Alvarado, de la Federación de Industrias Pesqueras de Puerto Montt (Fetrainpes) dijo que "hacemos un llamado a seguir aguando el abuso de poder que estamos sufriendo hoy en día por el empresariado y la represión que por parte de carabineros. Ccomo buenas madres y trabajadoras no podemos resignarnos a recibir migajas de sueldo, cuando sabemos que nuestros hijos necesitan comer al igual que el de los grande empresarios de las industrias".

"La pregunta es ¿porqué no luchar por conseguir darle dos panes, en vez de uno a nuestros hijos?" afirmó la trabajadora.

En tanto Mirta Ojeda, una de las dirigentes detenidas dijo a Ecoceanos News que "esas personas que compran ese producto, que al momento que se lo están comiendo se den cuenta que son producidos por mujeres que son brutalmente castigadas por la policía chilena. Además toda la vida he sido maltratada en la empresa con malostratos psicológicos y de todo tipo".

"Ese día los carros lanzaguas y gases nos acorralaron y nos refugiamos en una oficina de AquaChile y ahí nos atraparon. Nos pegaron a todas, con palos, puños, nos arrastraron, nos agarraron del pelo, nos tiraron al suelo y nos pisotearon. Luego en la comisaría nos desnudaron a todas", relato la trabajadora del salmón.

"Nos mantuvieron desde las 17 horas hasta las 2 de la madrugada detenidas", denunció la dirigente.

Otra de las mujeres afectadas es Filomena Baez quien denunció que fue "golpeada con los escudos y tirada al suelo, donde me siguieron dando golpes con los palos y patadas".

Como respuesta a las demandas de un sueldo líquido de 350.000 pesos (unos 730 dólares), un bono de producción de un 30 por ciento y 100 por ciento de cobertura de salud, Aguas Claras, propiedad de AquaChile, está ofreciendo un aumento de menos de un dólar diario.

Además la empresa amenazó con cerrar una factoría en Calbuco y está exigiendo al gobierno "tomar cartas" en el asunto y reestablecer el Estado de Derecho, esto es endurecer la acción de la policía militar.


Fuente:
Puerto Montt/Chiloe. 12 de febrero de 2008. (Ecoceanos News)

0 comentarios: